Aumentar el gasto no implica una mejor recuperación

Techo-de-gasto--Gobierno

Es la noticia económica del momento “El Gobierno acuerda el techo de gasto para 2021 y suspende las reglas fiscales para este año y el próximo”. En concreto, el Ejecutivo eleva a 196.087 millones de euros el límite de recursos disponibles para atender a la emergencia sanitaria del COVID-19 e impulsar la recuperación.

Además, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero ha explicado que: “quedará anulada la senda de estabilidad actualmente vigente y no se aprobarán nuevos objetivos de estabilidad que acompañen al techo de gasto“.

Por su parte, la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño ha señalado que se espera una notable recuperación de la economía española, con una tasa de crecimiento en torno al 7%, que puede verse incrementada hasta el 9,8% del PIB gracias al impacto positivo de las medidas contenidas en el Plan de recuperación, transformación y resiliencia que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Sin embargo, el Banco de España contempla dos escenarios alternativos. El primero, en consonancia con lo que estable el Gobierno, señala que el repunte de la actividad que se prevé en el segundo semestre de este año, tras el histórico desplome registrado en el primero, ejercería un efecto arrastre positivo sobre la tasa media de crecimiento del PIB en 2021, que alcanzaría el 7,3%.

No obstante, este escenario asume una extensión controlada de la pandemia. Sin embargo, se quedaría en el 4,1% en un escenario que contempla una mayor intensidad de los rebrotes de la pandemia en el corto plazo.

 

Más gasto sí, pero no en todas las direcciones

Debido a la excepcional situación que vivimos, la mayoría de los economistas se muestran a favor de que el estado aumente el gasto para incentivar la reactivación de la economía. No obstante, no todo vale.

Si todo se arreglase con más gasto público, España sería el país de la Unión Europa que más rápido y mejor hubiera salido de la crisis de 2008. Por lo tanto, no se trata de aumentar el gasto, sino que se puede hacer con esa inversión.

Dicho de otra manera, ¿más políticos implica una mejor gestión del país? Los datos muestran que no. De hecho, teniendo el Gobierno más voluminoso de la Unión Europea, las previsiones españolas en términos de paro, inversión y previsiones eran negativas antes de la COVID19.

España tiene un gran problema que radica en la falta de preparación de sus políticos. No son capaces de llegar a acuerdos para sacar al país adelante ni bajo unas condiciones tan extremas como las que estamos viviendo.

Parafraseando las conclusiones del manifiesto de los científicos ustedes mandan, pero no tienen ni idea. Más gasto no implica una salida de la crisis sino sabes qué hacer con esa inversión.

 

Javier Bustos Díaz | Experto en Comunicación Política