Pactos de la Moncloa 2.0: el fracaso de una generación de políticos

Pactos de la Moncloa

En los últimos días se ha hablado de la importancia de un gran pacto. En concreto, se ha hecho referencia a los Pactos de la Moncloa como punto crucial de nuestra historia a repetir. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo explicaba así en su última comparecencia:

“Deberemos pasar a una unidad sin duda alguna más fuerte y compacta. Deberemos pasar del “qué pueden hacer los demás por mí” al “qué puedo hacer yo por los demás”. Algo que ya hizo nuestro país hace 4 décadas en eso que saben sobro todos los ciudadanos más veteranos, de más edad, que son los Pactos de la Moncloa cuando logró conjurar gravísimas amenazas para nuestra economía y también de nuestra democracia”.

El sentir del presidente es compartido por la nación. Así, en las mañanas de RNE El presidente de Metroscopia, José Juan Toharia, ha asegurado que 9 de cada 10 ciudadanos reclaman a los políticos que aparquen sus diferencias y alcancen un gran pacto nacional para superar la crisis provocada por el coronavirus.

Sin embargo, Felipe González, que estuvo en la firma de los Pactos de la Moncloa de 1997; ya advierte de la dificultad de esta hazaña en unas declaraciones realizadas en Onda Cero “podíamos hacer un diagnóstico de la crisis económica y teníamos en peligro la transición; había que preservar la democracia y pactar un ajuste muy duro para salir de la crisis y de la inflación”

También entonces, algo que no dice González, teníamos políticos con altura de miras. Ese es uno de los principales problemas que atraviesa España.

 

Un país post Coronavirus

Es lo que todo el mundo se plantea, cuando todo esto pase, que pasará; ¿qué va a quedar? ¿Nuestros políticos van a ser capaces de sacar el país adelante? La verdad es que parece que no.

Mientras que el presidente del Gobierno pide reeditar los Pactos de la Moncloa con una mano, con la otra impone una línea roja: No sin Pablo Iglesias. Así lo ha confirmado el diario El Mundo no exigir que el acuerdo deje fuera a Unidas Podemos, o incluso implique la salida de los ministros morados del Ejecutivo.

Por supuesto, desde la oposición no se aprueba esta condición y, desde Génova, recuerdan que “Sobre la propuesta de reeditar los Pactos de la Moncloa recuerda que desde hace año y medio Pablo Casado le ha ofrecido once pactos de Estado a los que Pedro Sánchez no ha respondido”.

Incluso El País señala “El problema principal es la composición de la coalición de Gobierno”, en una columna que no podía estar mejor titulada “El dilema de Pedro Sánchez”.

Madrid, primero las personas y luego las siglas

Martínez-Almeida y Manuela Carmena durante el acto de posesión de la alcaldía de Madrid | Foto web del Ayuntamiento de Madrid

Cuando de verdad te importa lo que haces, cuando llegas a tu puesto porque quieres emprender cambios que hagan de tu pueblo, ciudad, autonomía o país un lugar mejor; todas las voces se suman en una sola. Así lo han demostrado lo han manifestados los que un día fueron alcaldes de Madrid en un encuentro radiofónico en Onda Madrid, que nos dejan titulares como:

Manuela Carmena subraya la necesidad de “olvidar etiquetas y estar unidos por encima de todo”. Para la exalcaldesa, “La sociedad civil nos está enseñando el camino y necesita a batuta de un buen alcalde… No es momento de enfangarnos en discusiones.

Pero de la crisis del coronavirus saldrá un Madrid reforzado, coinciden los alcaldes, “valorando las cosas importantes, la solidaridad entre nosotros y el trato humano”, apuntan Barranco, Botella y Álvarez del Manzano. “Es tiempo de política con mayúsculas”, añade Ruiz-Gallardón.

Finalmente, Martínez-Almeida quiso agradecer el apoyo de Juan Barranco, José María Álvarez del Manzano, Alberto Ruiz-Gallardón, Ana Botella y Manuela Carmena; destacando cualidades de sus predecesores:

“hay que encarar el futuro de Madrid con el espíritu de la cercanía, la visión de transformación, la determinación y la empatía”.

 

Notas para el futuro

Lo he venido repitiendo en muchas ocasiones y no me cansaré de decirlo: España necesita líderes mejores. Personas que, como los alcaldes de Madrid, sean capaces de asumir el mando y que sean capaces de tomar decisiones difíciles en momentos de máxima necesidad.

El Gobierno no está a la altura y la oposición tampoco. El New York Times publicó un texto muy interesante el día que Pedro Sánchez fue investido presidente del Gobierno: ¿El presidente que necesita España? Es algo que ahora todos nos planteamos.

Ahora, Bloomberg, una de las agencias de noticias más grandes del mundo, titula “La tragedia de España era demasiado predecible. El primer ministro dudó antes de imponer medidas de bloqueo que podrían haber salvado miles de vidas”.

Todo esto nos trae a la memoria una reflexión que no podemos dejar de recordar cuando pase todo esto

“Podemos distinguir diversos tipos de políticos. Algunos tienen principios, pero no tienen ideas. Otros poseen ideas, pero carecen de principios. Y no escasean los que no tienen ideas ni principios. Finalmente, deberíamos ocuparnos de identificar a aquellos que tienen ideas y principios” Felipe González

 

Puedes escuchar un análisis completo de este tema en mi podcast Crónica Política

 

Javier Bustos Díaz | Experto en Comunicación Política