Aquí yace España, nación de naciones

presidente-Pedro-Sánchez-España

Gracias a un Gobierno mal preparado, y como consecuencia inevitable incompetente, y una oposición sumisa, una de las naciones con más historia de Europa y el mundo, probablemente, desaparezca. Al menos, el concepto que tenemos de España si seguimos a este ritmo. Antes de criticarme directamente y decir que soy un alarmista, recordar lo que decían algunos dirigentes políticos y expertos hace apenas un mes:

Pablo Echenique: “En las portadas y en las tertulias, el coronavirus corre desbocado y es una peligrosísima pandemia que causa pavor. En el mundo real, el coronavirus está absolutamente controlado en España. Ojalá un día el sistema mediático tenga la mitad de calidad que el sistema sanitario”.

No hay ninguna razón de salud pública que aconseje tomar ninguna medida o que impida la realización de eventos de este tipo” decía Salvador Illa, ministro de Sanidad, sobre la Mobile World Congress.

“Estamos teniendo una preocupación excesiva a nivel poblacional” Fernando Simón, director desde 2012 del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad y completaba posteriormente “«En España ni hay virus ni se está transmitiendo la enfermedad», defendía Simón el pasado 23 de febrero, ya que el número de países con posibilidad de transmisión «es muy restringido» y «sería un poco fuerte hablar ahora mismo de pandemia».

Dicho esto, pasamos a la realidad, donde el Coronavirus se ha llevado por delante a 7.340 personas, a las 13:25 del 30 de marzo de 2020.

 

Medidas para NO sobrevivir al coronavirus

Nuestro Gobierno en coalición presentó el pasado domingo 29 de marzo, casi al filo de la media noche; las nuevas medidas relativas al coronavirus, o más bien, la ausencia de ellas. Así, a este Real Decreto-ley 10/2020 hay que sumarle el 9/2020 y el 8/2020, todos “enfocados” a paliar los estragos económicos del coronavirus. Analicemos un poco porque han sido tan criticados.

 

Artículo 2. Medidas extraordinarias para la protección del empleo (Real Decreto-ley 9/2020)

La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido.

 

Artículo 2. Permiso retribuido (Real Decreto-ley 10/2020)

      1. Las personas trabajadoras que se encuentren dentro del ámbito de aplicación del presente real decreto-ley disfrutarán de un permiso retribuido recuperable, de carácter obligatorio, entre el 30 de marzo y el 9 de abril de 2020, ambos inclusive.
      2. El presente permiso conllevará que las personas trabajadoras conservarán el derecho a la retribución que les hubiera correspondido de estar prestando servicios con carácter ordinario, incluyendo salario base y complementos salariales.

 

En resumen, las empresas no pueden despedir y los trabajadores deberán de asumir este tiempo de su tiempo libre o de las vacaciones.

 

España, rueda de prensa Ministras
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

CEOE y CEPYME ante un escenario imposible

Obviamente, desde el mundo empresarial ya se ha advertido sobre del efecto de estas mediadas en nuestra economía. Así, el mismo día de la publicación del Real Decreto-ley 9/2020 anunciaban:

“Los empresarios españoles representados por CEOE y CEPYME consideramos que las nuevas medidas en el ámbito laboral aprobadas este viernes en el Consejo de Ministros extraordinario van a impedir poner las bases de la necesaria recuperación económica de España y llevarán en última instancia a un mayor nivel de desempleo”.

Y argumentaban: “Desde CEOE y CEPYME advertimos que, a la espera de poder conocer todos los detalles, no van en la dirección correcta, sino que, muy al contrario, serán perjudiciales para el equilibrio económico, la salud de las cuentas públicas, aumentando considerablemente el déficit, y reducirán de forma importante la confianza de los inversores, que son fundamentales para la estabilidad financiera y la recuperación económica de este país. Además, cuando un gran número de empresas, especialmente pymes y autónomos, están luchando para evitar el cierre en un contexto que ya se anuncia de recesión mundial, rechazamos de forma tajante que el Gobierno trate de arrojar sospechas y desconfianza sobre el empresariado. Creemos que precisamente en estos momentos la situación lo que requiere son esfuerzos conjuntos y unidad de acción”.

Conclusión, en palabras de Garamendi, presidente de la CEOE, “Garamendi: “Nos criminalizan. Si no nos dejan despedir sólo nos quedará cerrar“.

 

Consecuencias de esta clase de medidas para España

Bien, lo que viene a continuación es una explicación básica de cómo funciona el sistema. Las pensiones se pagan gracias a las nóminas de los trabajadores privados. De igual modo, el sistema y los sueldos públicos, eso incluyen los cuerpos de seguridad del estado, los médicos y demás; se financian gracias a los impuestos que pagan las empresas PRIVADAS. IVA, Seguros Sociales, retenciones, la declaración de la renta, los autónomos.

Todo el sistema se fundamenta en la creación de riqueza y que, con esta riqueza, en base al pago de impuestos, se crea un estado público que haga posible que nuestras calles estén limpias, que nuestros hospitales tengan médicos y que las comisarías tengan policías.

Si ahogamos a nuestros empresarios, que en la mayoría de los casos en Españas hablamos de empresas familiares, autónomos y PYMES; cuando pase todo esto echarán el cierre. El ERTE se convertirá en ERE. Ahora mismo, en España, hay más nóminas PÚBLICAS que PRIVADAS, es decir, de por sí el sistema ya no es sostenible.

 

Cómo actuar

Lo que los empresarios necesitan de su Gobierno, ahora mismo, es que los impuestos, eso incluye IVA, Seguros Sociales y demás, desaparezcan. NO pueden pagar porque NO tienen ingresos. Pero como los empresarios en este país son todos multimillonarios pues que se jodan y perdonen que emplee este lenguaje, pero estamos tan sumamente ciegos que no vemos, que empresario no es igual a Florentino Pérez o Amancio Ortega; empresarios son tus vecinos y amigos.

Porque, y esto es realmente importante, nadie sabe hasta cuando van a estar cerrados. Ese es el verdadero problema. Oiga, usted pague todo, a sus empleados, su IVA, sus Seguros Sociales y sus retenciones oportunas este mes porque ya vamos tarde ¿y el mes que viene? Pues también. Y ¿cómo van a ayudarnos? Lo estamos estudiando, pero mientras tanto paguen.

 

La lealtad de la oposición debe de tener un límite

Algún día, dentro de muchos años, esta pandemia será recogida por los libros de historia; al igual que ocurre con otros momentos tan oscuros como la guerra Civil. Ocurre, y ocurrirá, que quien lea esos libros dirá ¿A quién se lo ocurrió poner a un filósofo a cargo del ministerio de Sanidad? Cómo que 16 de 17 ministros/as nunca han trabajado en la empresa privada ¿y tomaron medias sin contar con los empresarios?

Y lo más importante ¿Dónde estaba la oposición? ¿Nadie se daba cuenta de que el país se iba al traste?

Con mucho menos, la oposición liderada por Pedro Sánchez en el año 2014 explicaba así la gestión de la crisis del ébola por parte de la administración Rajoy:

 

Pie | El vídeo es de la cuenta del PSOE.

 

Y el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias (entonces luchaba contra la casta) decía:

El caso del ébola es una muestra del coste que tienen los recortes y de la incompetencia del gobierno. Hay responsables, que den la cara.

Acabamos de pedir a la UE que se diriman responsabilidades políticas del gobierno español por el caso del #Ébola.

Estas son las mismas personas que hoy piden LEALTAD y buen hacer.

 

Una España polarizada que no es capaz de ver más allá de las siglas

Este es uno de los principales problemas de nuestro país: la polarización. Nos hemos sumergido en una luchado harto olvidadas de bandos. Verán, en las democracias avanzadas, no se culpa a unas siglas, se RESPONSABILIZA a unas personas que no saben gestionar.

Nadie pone en duda que la gestión de Pedro Sánchez ha sido nefasta y, por ende, la de su Gobierno. Negaron lo innegable y acudieron tarde a una lucha que se les advirtió mucho antes. El PSOE o UNIDAS PODEMOS no tienen la culpa, la tiene las personas de sus partidos que lo han hecho mal. Por cierto, no lo digo yo, lo dicen El New York Times y el diario The Guardian, dos cabeceras internacionales de alta repercusión.

Y si quieren más, el director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, José Ángel González, dijo el pasado 28 de marzo “Hace ya dos meses que el director general de la Policía nos encargó a la subdirección de logística que empezásemos a mover la adquisición de mascarillas y guantes”

Si analizamos un poco las redes sociales, no hay que buscar mucho, encontraremos aquellos que culpan al gobierno de todos los males y los que lo defienden, sobre todo, a cuenta del 8-M.

Verán, lo que se pedía al suspender el 8-M era la suspensión de todas las grandes aglomeraciones, esto hubiera incluido el famoso acto de VOX que es la panacea de todos los proGobierno para justificar todo. VOX igual a origen del mal o Gobierno igual a origen del mal.

 

Tenemos que estar a la altura. No podemos seguir enfrentados.

 

Un recordatorio final

Pero cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, dirigida invariablemente al mismo objetivo, evidencia el designio de someter al pueblo a un despotismo absoluto, es su derecho, es su deber, derrocar ese gobierno y proveer de nuevas salvaguardas para su futura seguridad y su felicidad.

En CONGRESO, 4 de julio de 1776. La Declaración unánime de los trece Estados unidos de América

 

 

Javier Bustos Díaz | Experto en Comunicación Política